Inés Bermúdez vive una exaltación de ensueño

Con tan solo siete años, Inés Bermúdez se ha sentido una verdadera reina. Ha cumplido la mañana del 18 de enero su sueño, sentarse en el trono como fallera mayor infantil de Convento con la banda y la joia que lo acreditan. De blanco y con la naturalidad que la caracteriza, ha presidido un envidiable escenario lleno de niños y niñas de la comisión. Todos, pero especialmente ella, han escuchado el esperado discurso de su mantenedor, su padre, Pedro Bermúdez que ha tenido la difícil tarea de exaltar a su hija ante cientos de invitados y que sin duda ha conseguido emocionar a todos, al igual que lo ha hecho el presidente infantil, Alberto Cartagena. Él ha sido el encargado de cerrar tan solemne acto y con la templanza que le caracteriza no lo podría haber hecho mejor. Era un gran día para la comisión infantil y que mejor que ponerle el broche final al acto con una actuación de todos ellos. Han representado con éxito el musical de Peter Pan y han hecho que abuelos, padres y tios se sintiesen verdaderamente orgullosos.
Inés ha sido feliz y por lo tanto también lo está su comisión, Convento Jerusalén.

Marta Ballester García
Foto Rafa Cartagena Albertus